El coronavirus está afectando a las empresas a medida que el número de trabajadores remotos aumenta más allá de la capacidad esperada

La nueva epidemia de coronavirus constituye un grave problema sanitario mundial. Con el fin de ayudar a prevenir la propagación del nuevo virus, las organizaciones, las empresas y los negocios están protegiendo a su personal y brindando a los empleados la posibilidad de trabajar a distancia. Esta práctica ayuda a limitar el contacto individual con grandes grupos o multitudes (por ejemplo, en restaurantes, oficinas, durante los desplazamientos) donde los virus se pueden propagar fácilmente.

Por tanto, la frase «quédense en casa» se escucha frecuentemente esta semana en muchas regiones en las que existe una preocupación por la salud. Según la BBC, la ciudad de Suzhou ha afirmado que los negocios permanecerán cerrados hasta el 8 de febrero, como mínimo. En 2018, Suzhou tenía una población de más de 10,7 millones de habitantes.

El 30 de enero, la Organización Mundial de la Salud declaró el brote emergencia sanitaria internacional. En respuesta, el Departamento de Estado de EE. UU. elevó a Nivel 4 la alerta de viaje a China (se recomienda no viajar). El Departamento de Estado ordenó asimismo que todo el personal estadounidense que no se dedique a tareas de emergencia y sus familiares abandonen la región de Wuhan.

Este tipo de precauciones están causando un aumento inesperado de trabajadores móviles; muchas organizaciones no tienen suficientes licencias de redes privadas virtuales (VPN) para hacer frente a este aumento de usuarios. Esto supone un riesgo importante ya que los empleados no tendrán acceso a los recursos de la empresa o, lo que es peor, lo harán a través de conexiones no seguras.

Las organizaciones y empresas de las zonas afectadas deberían revisar sus planes de continuidad de las actividades. La publicación National Law Review ha elaborado un manual para empleadores y organizaciones que gestionan personal susceptible al brote de coronavirus. Asimismo, se deben aprovechar las «5 prácticas básicas para garantizar la continuidad del negocio» de SonicWall.

¿Qué es el coronavirus?

El coronavirus (2019-nCoV) es una enfermedad respiratoria identificada por primera vez en Wuhan (China), pero desde entonces se han registrado casos en EE. UU., Canadá, Australia, Alemania, Francia, Tailandia, Japón, Hong Kong y otros nueve países. En un esfuerzo por contener el virus, las autoridades chinas han suspendido los desplazamientos en avión y ferrocarril en torno a la zona de Wuhan.

Según los Centros para la prevención y el control de enfermedades (CDC), los primeros afectados por el brote en China «supuestamente tenían alguna relación con un gran mercado de marisco y animales, lo que sugiere un contagio de animales a personas. No obstante, un número cada vez mayor de afectados aparentemente no ha tenido contacto alguno con mercados de animales, lo que indicaría que se está produciendo un contagio entre humanos. En este momento, no está claro con qué facilidad o de qué manera sostenible se está contagiando este virus entre las personas».

Las últimas novedades sobre la situación se pueden obtener a través de los CDC: El nuevo coronavirus 2019, Wuhan (China).

This post is also available in: Inglés Francés Alemán Japonés Coreano Chino simplificado

Agasthiamani Sankaran
Product Manager | SonicWall
Agasthiamani Sankaran oversees SonicWall’s Secure Mobile Access (SMA) and Web Application Firewall (WAF) products. Prior to this position, Sankaran held QA lead roles at SonicWall, Juniper and HCL Cisco Offshore Development Center. He has 15-plus years of experience in the technology space across CDN, WAN optimization, adaptive streaming and enterprise network security.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario